Todo o Nada

En aquel vital instante,

fortuna toda por una mirada,

brillante ese lucero del alba.

 

Por ti cascabel, bullicio;

sin ti, vacío silencio de ecos.

Eres mi bálsamo tenaz;

sin él, fatal debacle del juicio.

 

Brújula a la lucidez,

mapa al país de la fantasía;

sin ti callada la risa,

anestesiadas las claves del juego.

 

Cuando el abismo se abre

sale de ti la palabra, la calma.

Sin tu luz, el hastío insoluble.

 

Valhalla definitivo,

perfecto orden, vencido el caos.

Sin ti, aciago batallar;

polvo acre muerdo, laureles secos.

 

Por ti late agitado,

fuego que abraza, agua que sacia,

infinito conquistado,

paz acunada, sonidos del alma.

 

Bajo tu claro halo voy

fortuna toda, por una mirada,

brillante de ese lucero del alba.

 

 

©Marvilla 

Barcelona, 8 de marzo 2014

 

 

La Llamada

Alada va la casa,

danzan las faldas,

las blancas alpargatas

saltan a ráfagas y

hay a cataratas,

claras carcajadas.

 

Ya caramba,

bajan las damas,

a la mañana, a la mar,

carnal carnaval,

lanzadas zancadas

para charcas salvar,

para vallas saltar.

 

Cargan manzanas,

las anchas canastas

y saladas castañas,

mas asadas patatas

para la yanta.

 

Pavadas charlan,

jarana, parrandas.

Para matar la maldad

cantan las campanas

y amarran fantasmas,

a sagradas gasas,

las nacaradas hadas.

 

A azafrán la vaharada...,

a lavanda, mana

van a catar la paz callada

la amada calma

anclada a las carrascas

plantadas y hamacadas

valsan las arañas.

 

Aladas pasan las majas

captan la llamada,

cabalgan las zarzas,

para bajar la atalaya

batallan las ramas,

ya van a alhajar la playa,

y la mar atrapa la bandada

ya las traga la nada cansada.

 

Y ya vaga mansa la barcaza.

 

 

©Marvilla 

Barcelona, 19 de abril de 2015